j

Lorem ipsum dolor amet, consect adipiscing elit, diam nonummy.

Follow Us

Search

  • No products in the cart.
  • No products in the cart.
dream or die autoportrait

Encuentra tu motivación

[cs_content][cs_section parallax=”false” separator_top_type=”none” separator_top_height=”50px” separator_top_angle_point=”50″ separator_bottom_type=”none” separator_bottom_height=”50px” separator_bottom_angle_point=”50″ class=”cs-ta-center” style=”margin: 0px;padding: 45px 0px;”][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/1″ style=”padding: 0px;”][x_columnize class=”resp-h”]

B

ienvenidos al primer volumen de Aura Azul, la guía práctica del soñador. Esta guía ha sido inspirada 100% en los mails que recibo con preguntas recurrentes que mencionaré en breve. Creo que lo que más me gusta de mi trabajo y de todo lo que le precede es que, de cierta manera, ha logrado inspirar a las personas, especialmente a creer que no importa en dónde ni cómo nos encontremos, podemos convertirnos en la persona que siempre hemos soñado ser. No por nada, la síntesis del libro en el que estoy trabajando sería algo como:

“No hay que tener miedo de volar alto, a pesar de las quemaduras, siempre podremos resurgir de nuestras propias cenizas”.

Aura Azul se basará precisamente en esto; en ayudar a los soñadores perdidos a materializar sus propósitos. Naturalmente, las respuestas a estas preguntas y esta guía misma están basadas en mi experiencia personal y en mis propios resultados. Mis opiniones no se sobreponen a otras y confío en que ustedes sabrán adaptarlas a sus propias necesidades.

[/x_columnize][cs_text]

Lo

primero que necesitamos para emprender el camino hacia nuestros ideales es la motivación. Este factor es mucho más que eso, es la base de nuestro trayecto. Sin ella, el terreno por el que caminamos se puede desmoronar bajo nuestros pies, por eso, hay que componerla con mucho cuidado. Preferiblemente, hay que evitar basarla en alguien, por que dado que las personas no son lugares, poner en sus manos nuestra brújula significa ya haberse perdido. Por más que nos cueste aceptarlo, las probabilidades de que las personas que nos motivan a seguir adelante un día se alejen de nuestro camino, son muy altas. Lo más sano sería encontrar en nuestra alma gemela, hijo o enemigo, la fuerza que apoye nuestra motivación, pero no la que la sostenga. Las cosas hay que hacerlas por uno mismo y por nadie más. Para encontrar el horizonte que nos motiva, hay que preguntarnos: ¿por qué quiero abandonar mi posición actual?, ¿a dónde quiero llegar? y ¿por qué? Parece obvio, pero debo subrayar que hay que respondernos con sinceridad total; ahora es el momento de poner las cartas sobre la mesa.

[/cs_text][x_blockquote cite=”” type=”left”]“Dado que las personas no son lugares, poner en sus manos nuestra brújula significa ya haberse perdido.”[/x_blockquote][x_columnize class=”man”]D

espués, necesitamos trazar un mapa con pasos realistas hacia nuestras metas. Suena muy simple, pero si no mal recuerdo, también «Ámate a ti mismo» suena así. Establezcan horizontes nítidos, eviten aquellos tipo: «Ser famoso»«Volverme millonario» o «Ser el mejor». Esas son sólo posibles consecuentes recompensas, además de ser sumamente relativas. Lo sabio es trabajar en una versión futura de ustedes mismos lo más nítida posible. Un error que, en lo personal, solía cometer bastante seguido, era imaginarme bajo adjetivos frágiles –pero comunes– como: «ser feliz». La felicidad es un sentimiento. Los sentimientos, así como las finanzas y la salud, no son aspectos que nos pueden componer de verdad, son estados (además de todo, muy volátiles). Hoy están y mañana ya no, y tal vez sea precisamente eso lo que les da tanto sazón. Procuren concentrarse y trabajar en aspectos como la inteligencia, esa es potencialmente una característica permanente. Asimismo, lo es nuestra pasión, justo como se menciona en mi escena favorita de El Secreto de sus Ojos.

[/x_columnize][x_video_player type=”16:9″ src=”https://youtu.be/Rh3kM_sSCuQ” hide_controls=”false” autoplay=”false” no_container=”false” preload=”none” advanced_controls=”false” muted=”false” loop=”false” poster=””][cs_text]

U

na vez que hemos establecido por qué nos queremos mover y a dónde queremos dirigirnos (esto se puede ir adaptando conforme avanzamos), viene la parte divertida: buscar elementos externos que actúen como el combustible de nuestra motivación. Aquí todo vale. Conmigo funcionan muy bien los elementos gráficos: un pizarrón con distintas imágenes que evoquen mis propósitos, pequeños detalles repartidos alrededor de la casa o incluso, fotografías tristes que me recuerden a dónde no quiero volver, carpetas en Pinterest o algún video. Aquí abajo les dejo este que, aunque lo vi una tarde en el gimnasio, ergo, diseñado para gritar con medio litro de proteína en la mano, aprendí a apreciar e interpretar su contenido.

[/cs_text][x_video_player type=”16:9″ src=”https://youtu.be/H17f3L2SiM4″ hide_controls=”false” autoplay=”false” no_container=”false” preload=”none” advanced_controls=”true” muted=”false” loop=”false” poster=””][cs_text]

Como los argumentos físico–culturistas podrían no ser siempre lo que uno necesita, ofrezco una opción que pertenece al extremo opuesto: un extracto de la canción Polish Poem –una de las canciones que componen el soundtrack de Inland Empire– en la que se pueden escuchar las motivantes palabras de David Lynch sobre la preciosa voz de Chrysta Bell. El conjunto me parece muy idóneo para meditar, abrir los sentidos y aclarar la mente.

[/cs_text][x_video_player type=”16:9″ src=”https://youtu.be/q4WoUAdHhyE?t=3m28s” hide_controls=”false” autoplay=”false” no_container=”false” preload=”none” advanced_controls=”false” muted=”false” loop=”false” poster=””][cs_text]

Otras veces, simplemente necesitamos métodos más elementales como una playlist con nuestras canciones favoritas. Además de canciones, observen y escuchen con atención las historias que encuentran. Hace poco, me reencontré con un amigo que combatió con el cáncer, la muerte de su mejor amigo y el abandono de su ex-novia y todo, SIMULTÁNEAMENTE. Cada vez que pienso que el mundo se me cae encima, me repito una frase que él mencionaba aquella noche: «¿Somos hombres o payasos»? (Por su culpa, las pobres personas en mi vida que ingenuamente han buscado mi hombro para llorar tendido, terminan agarrándose una buena regañada). Su historia no sólo me conmueve y me motiva, sino también me inspira mucho, pero por el momento, concentrémonos solamente en la motivación, que de la inspiración nos encargaremos en otro momento.

T

odas las trayectorias comienzan por el primer paso y espero que si no se encuentran aún sobre la suya o están extraviados, esta guía les ayude a extender el tapete de bienvenida al primer día del resto de sus vidas.

[/cs_text][x_share title=”Comparte este Post” share_title=”” facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true” linkedin=”false” pinterest=”true” reddit=”true” email=”true” email_subject=”Hey, creo que este post podría interesarte :)”][/cs_column][/cs_row][/cs_section][/cs_content]