routinerary planner

Routinerary: Conoce tu nueva rutina

In AURA AZUL by ahtzirilagarde

Abecedary x Ahtziri Lagardeoy un caballo salvaje. Siempre lo he sido, nada más que lo empecé a notar cuando la reja ortodoxa de mi madre ya se encontraba rota a mis espaldas. Y así como del dicho al hecho hay un buen trecho, del notar al admitir también hay otro bastante notable. Cuánto me costó aceptar que no soy ni pony ni yegua; cuántos establos no tuve que indemnizar antes de aceptar que sin una cerca a mi alrededor, soy capaz de correr sin rumbo fijo hasta desplomarme. La rutina fue la cerca que me salvó. Sabía que sin una, nunca iba a lograr convertirme en una persona virtuosa (no es que lo haya logrado, pero al menos galopo hacia las puertas del hipódromo). Al inicio, mi cometido era simplemente entrenar a mi propia inspiración, hacerle entender que ya no podía llegar a las 2AM y encima, exigiendo un whisky. O por lo menos, ya no siempre. Ahora estaba invitada a venir después del primer espresso y los ejercicios matutinos. Aunque al inicio de ella ni sus luces, con el tiempo le fue agarrando gusto a eso de la rutina. Es más, entre más estructurada estuviera, mejor se acomodaba. Lo mismo pasó conmigo. Con el tiempo, me acomodé mejor entre los silencios del alba, las endorfinas de los kilómetros en bicicleta, y la satisfacción de cerrar un día productivo.

Routinerary Monthly

Empecé con post-its, luego pasé a la agenda de mi teléfono y finalmente, llegué a un planner escrito. Por practicidad sigo usando mi teléfono para registrar citas, eventos o cumpleaños, pero he notado que a la hora de introducir un hábito, establecer una meta, o hasta dar un agradecimiento, escribir sigue siendo el método más efectivo. Este Routinerary sería, por así decirlo, la última actualización de mi sistema operativo, y como tal, deseo compartirlo con ustedes de forma gratuita. A la izquierda, tienen la versión mensual; contiene un cuadro de metas a conquistar, nuevos hábitos a introducir (de 2 en 2, porque caminan muy despacio), notas, y un cuadro más grande que en teoría, no funciona de agenda (aunque pueden usarlo como tal), sino precisamente de Rutinario, es decir, un cuadro completo de su rutina mensual: jueves de libros y martinis, viernes de binge watching, o cosas por el estilo.

A la derecha se encuentra mi Routinerary predilecto, el de día a día. Cabe mencionar que uno de mis momentos favoritos es sentarme a programar, al lado de un buen café, mis pequeñas próximas victorias contra la procrastinación. Estas últimas usualmente van en el recuadro To Do List, el cual siempre es mejor no llenar del todo para no acabar desanimados. Abajo se encuentra el consumo de agua, y aún más abajo, un cuadro que uso para escribir agradecimientos, pero ustedes pueden darle un cometido menos cursi. Finalmente, hasta arriba se encuentran los horarios de amanecer y atardecer respectivamente, y las fases lunares para tachar la que toque. Sé que no es algo muy común en un planner, pero  adoro ese tipo de detalles.

Routinerary weekly

Ambos archivos se pueden descargar aquí y aquí para su uso personal.
¡Que la voluntad los acompañe (y que Netflix no se cruce en su camino)!

Comparte este Post